Detallamos s�lo algunas entre tantas excursiones que pueden hacerse en coche en barco o a pie…

e-castelmolaCastelmola (distancia a pie 25 minutos)
Si no dispone de coche, esta excursi�n se puede hacer tambi�n a pie, partiendo desde la escalera donde se encuentra la reja del Guest House Isoco. Castelmola es una antigua aldea medieval, de panorama �nico, situado sobre Taormina, de la cual constitu�a la antigua Acr�polis. Se encuentran antiguos monumentos: las ruinas del castillo normando, la iglesia Madre y aqu�llas de San Giorgio y San Biagio, parte de los sarracenos con los muros de cintas. Encantadores rutas naturales permiten apreciar y admirar las bellezas del vasto territorio.

e-castello(distancia en autom�vil: 20 minutos)Forza D�Agrò
A un costado del capo Sant’Alessio, hacia el extremo Nordeste de la corona del monte Tauro, a 420 metros sobre el nivel del mar, surge la antigua tierra de Forza d’Agr�. Profundos precipicios la rodean de una rojiza serenidad y horizontes infinitos la tiñen de una melanc�lica y relajante dulzura. Su principal atractivo es el Castillo normando que en 1876 fue convertido en cementerio. En el mismo fueron colocadas las tumbas en los lugares menos pensados: muchas fueron cavadas en el terreno, otras surgen m�s alto subiendo el declive. En 1989 el Municipio de Forza d’Agr� construyo un nuevo cementerio en una zona m�s lejana del habitado centro.

 

e-savocaLas momias de Savoca (distancia: 30 minutos en coche)
En lo alto de la montaña, a 300 metros sobre el nivel del mar, surge el vetusto pueblito de Savoca. Ubicado en un s�tano del Convento de los Padres Capuchinos (una construcci�n de 1700), existe una cripta donde fueron enterrados, momificados algunos miembros notables de esta antigua tierra. Parece que el procedimiento de momificaci�n utilizado fue de origen egipcio. Se proced�a emp�ricamente, con un m�todo natural, a la disecaci�n de los restos mortales usando vinagre y hierbas. “Para la momificaci�n completa de los cad�veres se empleaban 60 d�as”. Las “catacumbas” de Savoca son una de las principales atracciones de Sicilia, meta tur�stica de muchos visitantes. Sobre su historia fue escrito un libro por el histiriador Santo Lombardo

e-alcantara(distancia: 20 minutos en coche) Gole dell�Alcantara
El breve curso del Alcantara (nombre �rabe, Al Qanrarah, que significa puente). Largo aproximadamente 40 kil�metros, debe su origen a varias surgientes de Floresta, y depuse de haberse agrandado gracias a diversos torrentes de los Nebrodi, corre por el valle rodeado por las colinas de marne y roca aren�fera que sostienen a Castiglione di Sicilia y Motta Camastra hasta desembocar en el mar Ionio. Hace miles de años el Valle fue invadido por una arrasante colada de lava surgida del m�s exc�ntrico de los crateres etneos, el monte Moio, y no se detuvo hasta que no lleg� al mar formando, formando el Capo Schis�. De esta forma la espesa costra de lava cubri� el antiguo lecho que el r�o hab�a cavado, en el transcurso de los siglos, entre las rocas arenifera. Pero el agua del r�o, represando el lento fluir, con el tiempo esculpi� y puli� paredes de m�s de 20 metros, alcanzando su antiguo lecho de ar�naria y formando las sugestivas bocas de altas paredes de prismas bas�lticos, curvandose aqu� o ligermente ondulados all�, seg�n la modalidad de enfriamiento de la lava. Muy cercanas a Taormina las “Gole dell’Alcantara” son muy frecuentadas por turistas italianos y extranjeros. Sin embargo, no siempre es un lugar de silencio y tranquilidad. A causa del notable flujo tur�stico, en el ingreso del lugar han sido construidos un gran estacionamiento y un horrible ascensor de cemento. A pesar de esto, las “Gole” mantienen un ambiente todav�a interesante. El recorrido sugerido comprometedor f�sicamente ya que la subida del r�o se realiza, desde el inicio sumergidos en el agua hasta la cintura y prev� tambi�n algunos metros a nado. Se aconseja a excursionistas expertos y un par de zapados de tenis para ponerselos sin calcetines. ¡Cuidado con la temperatura del agua!

 

e-agrigentoAgrigento, el Valle de los Templos   (2 horas y 20 minutos en coche)
El Valle de los Templos es lo que queda de la magn�fica Akragas (antiguo nombre de la ciudad de Agrigento) fundada en los inicios del siglo IV a. J. C. por una colonia rodio-cretense, devino grandiosa gracias a las hazañas de h�roes, personajes insignes y leyendas, llegando a ser una de la m�s temidas y ricas potencias del Mediterr�neo. Pindaro la describi� como “…la m�s hermosa ciudad de los mortales…”, donde los habitantes “…pasaban su vida como si tubieran que morir el d�a siguiente y constru�an sus casas como si fuesen inmortales”. En el trascurso de los siglos, la ciudad conoci� la dominaci�n de los Cartaginenses, Romanos, Godos, Bizantinos, Musulmanes, Normandos, y cada dominaci�n dej� su propio sello. Hoy, el Valle de los Templos es meta de miles de turistas provenientes de todas partes para admirar este maravilloso Patrimonio de la Humanidad.

Etna (distancia: 1 hora en coche)
Exif JPEGEl Etna es el volc�n m�s alto de Europa (su volumen es al menos de 350 Km³) y uno de los m�s activos de la tierra (hablando de “productividad” y frecuencia de erupciones). El mismo se caracteriza por alternar per�odos de actividad con per�odos de quietud en el �rea superior; la mayor�a de las erupciones se pueden observar desde los crateres costeros cada 2-20 años.

Otro aspecto importante del Etna es considerar al mismo en femenino que no es la t�pica manera de considerar los montes en Europa. El Etna es la Gran Madre ( observando sus pequeños conos laterales, formados por las erupciones, la comparaci�n es bastante comprensible) que da origen a este lugar �nico en el mundo. El Etna es �nico por differentes motivos. Antes de todo el mismo guarda el supremaz�a por el n�mero de erupciones entre todos los volcanes que existen en este Planeta. La primera erupci�n historicamente documentada se remonta al 1500 d. J. C. Algunos cient�ficos suponen que esta actividad volc�nica tenga su origen en los canales de las profundidad del agua del Mar Ionio, bajo la Calabria (consecuencia son los fen�menos volc�nicos de las Islas L�pares); otros, al contrario, admiten que hay una zona caliente debajo del Etna y eso explicar�a la gran producci�n de lava y magma fl�ido. Entre otras hip�tesis, la que cobra mayor fuerza parece la que ve el Etna en un ambiente geogr�fico caracterizado por hendeduras de las superficie terrestre. Este ambiente geodin�mico muy complejo dif�cilmente puede paragonarse a cualquier otra regi�n del mundo.

Existen tambi�n algunas pruebas que demonstran que la m�s reci�n erupci�n del Etna tuvo su origen en un antiguo manantial magm�tico, el cu�l ha causado recientemente numerosas actividades volc�nicas sobre los Montes Iblei y en el Sureste de Sicilia.

Como otros volcanes peligrosos italianos, el Etna se extende en un territorio densamente poblado. Catania es el aglomerado urbano m�s extenso de Sicilia (m�s de un mill�n de personas), y comprende no s�lo parte de la misma ciudad, sino tambi�n muchos otros pueblitos, algunos se encuentran tambi�n a 900 metros sobre el nivel del mar (Nicolosi, Milo, Fornazzo). Historicamente la lava del Etna cubri� totalmente en el pasado territorios donde hoy surgen pueblos y localidades tur�sticas. Mientras el Vesuvio actualmente no est� activo y podr�a quedarse as� por muchos siglos, el Etna, al contrario, no parece dar ning�n signo de quedarse callado.

e-eolieIslas E�lides (distancia: 1 hora en coche + 20 minutos en transbordador)
Las Islas E�lides o L�pares deben su nonbre a Eolo, dios del viento, el cual, seg�n Omero, instal� aqu� su reino.
Son islas llenas de sorpresas y contrastes. Quien se acerca hoy en d�a en transbordador no puede dejar de sentirse impresionado por la magnificencia del paisaje y el deseo de explorarlo. Tambi�n se les llama “Islas errantes”, ya que durante los �ltimos mil años las erupciones las han modifacado en dimensi�n y forma. Las costas y las profundidades del mar son sorprendentes, pero el interior tambi�n tiene su belleza: Stromboli, con su imponente volc�n siempre activo con su “sciara” de fuego (singulares formaciones rocasas), Salina con su espesa vegetaci�n, Lipari, Panarea y Filicudi con sus restos de aldeas prehist�ricas y sus tesoros arqueol�gicos guardados celosamente en el Museo Arqueol�gico de Lipari.
Definitivamente, Islas de viento y sol que han forjado el car�cter y la identidad de los isleños.
No obstante las vicisitudes de la historia y los cambios impuestos por el mundo moderno, esta identidad ha sobrevivido con sus costumbres y sus tradiciones. Los eolianeses son personas gentiles y cordiales y los recibir�n muy calurosamente.

e-villamosaici(distancia: 2 ora y 30 minutos en auto) Piazza Armerina
Plaza Armerina a 721 metros sobre los montes Erei, dista cerca de 30 km del Etna. El centro hist�rico es dominado desde el castillo Aragones y de la Catedral, que lo hacen f�cilmente visible de la localidades lim�trofes. El nombre deriva del lat�n medieval Platea (plaza del mercado), a quien en el año 1862 fue agregada Armerina (castrum armorum) por el centro fortificado de los Normandos como “castillo de las armas”, edificado en el siglo XI. Se habla el “gallo-it�lico”, que es un dialecto especial lombardo-siculo, a causa de las inmigraciones lombardas durante el per�odo normando. El monumento m�s ilustre y m�s extraordinario de Plaza Armerina son los amplios mosaicos de la Villa Romana del siglo IV despu�s de Cristo. Otro motivo de atracci�n tur�stica para Plaza Armerina es el Palio de los Normandos que se celebra entre13 y el 14 de agosto.

e-siracusaSiracusa(distancia: 2 hora en coche)
Siracusa est� entre las m�s ilustres ciudades de la Sicilia por sus hist�ricos recuerdos art�sticos.La antigua ciudad ocupaba un �rea m�s grande de la que ostenta actualmente. El primer n�cleo estaba sobre la isla de Ortigia, pero muy pronto la ciudad se extendi� sobre tierra firme donde, entorno al Agor�, se desarroll� el florido barrio de Acradina a la cual se agreg� la Neapoli donde surge el Teatro Griego, y la Tiche al nordeste. Sobre el altiplano rocoso surge el castillo Eurialo nombrado Epipoli, en cuya parte meriodional estaban las latomie, minas de piedra de donde se sacaba el material de construcci�n de los monumentos siracusanos luego transformados en lujos�simos jardines. La isla de Ortiga es el coraz�n vivo de la vieja Siracusa para visitar a pie y mejor de noche, para admirar las caracter�sticas callejuelas iluminadas de faroles en hierro forjado y saborear los platos locales en una “trattoria” t�pica.

e-aci(distancia: 30 minutos en coche) Acireale
La rivera de los cìclopes, una de las m�s bellas de la Sicilia, se llega a trav�s de una decena de kil�metros que costean un mar transparente y limpio adornado de pintorescos pueblos y villas que no han perdido todav�a completamente su salvaje belleza. F�cilmente accesible sea desde Messina que de Catania, Acireale, destruida por el terremoto del año 1693, tiene un aspecto setesentesco. Las m�s grandes formas art�sticas se inspiran en la religi�n; los monumentos m�s bellos son la iglesia de San Sebasti�n y la bas�lica de los Santos Pedro y Pablo. Esta �ltima es una pur�sima construcci�n sesentesca salvada del terremoto. En las dos iglesias se pueden admirar frescos de notable prestigio de P. Vasta, pintor Acirealense del año 700. Dejando Acireale se prosigue a travès Aci Trezza y Aci Castello. Es en Aci Trezza que Giovanni Verga ambient� las vivencias de “I Malavoglia”, y propiamente aquì que el astuto Ulisse desembarc� durante su viaje de retorno a Itaca y oblig�, despu�s de haberlo cegado, el rabioso c�clope Polifemo a cargar catorce enormes rocas sacadas de la montaña (los farallones) en el mar frente al pueblo. Un poco lejos de Aci Trezza est� Aci Castello, el nombre mismo indica la caracter�stica de este otro pueblo de pescadores. La ensenada del puerto se prolonga en un alto promontorio sobre el cual se yergue un castillo medieval. El castillo, construido sobre una roca, fue destruido en el año 902 por los Saracenos y construido por ellos mismos en el año 906, conquistado por los Normandos despu�s en el año 1000, fue donado al Obispo de Catania. En la espantosa erupci�n del año 1169 fu� embestido de la lava del Etna, quedando casi atascado a la tierra firme por siempre.

Su nombre

Su e-mail

Estoy interesado en:

Su mensaje

Por favor complete el captcha:
captcha